Cri Cri y sus canciones en la cultura mexicana

Ninguna cultura es ajena a los acontecimientos y creaciones artísticas, es admirable el contemplar la influencia del arte en la cultura de un país y viceversa. En concreto, la música puede iluminar y exaltar los rasgos particulares de una sociedad.

Francisco Gabilondo Soler ha sido una figura icónica en el ámbito musical en nuestro país, sus más de 200 composiciones de música dirigida a un público infantil nos habla ya de un hombre de gran espíritu creativo.

Las melodías y letras de cada una de sus canciones nos llevan de la mano por el camino de la imaginación, creando mundos de fantasía y ensoñación.

La riqueza de las canciones de Cri Cri radica en los temas diversos que aborda en cada una de ellas, influenciado por su entorno social así como por literatura fantástica y por diferentes campos del conocimiento entre ellos la astronomía, creó temas como el ratón vaquero, el negrito sandia, el ropavejero, la muñeca fea, etcétera

Hablar de Cri Cri es hablar de la infancia, es recordar con nostalgia momentos trascendentales que vivimos y recordamos ahora con ternura y aprecio. Parece ser que cada uno de estos momentos fueron musicalizados y nos acompañan hasta nuestros días. Canciones como  los sueños, papá elefante, la marcha de las letras, entre muchos otros viven en nuestra memoria.

Generaciones mexicanas enteras se han visto influenciadas por la música original y contenido fantástico del compositor. En cada hogar mexicano encontramos luz de alegría al escuchar al “grillito cantor”.

La identidad de un país se forja a través de las diferentes expresiones artísticas, escenarios conjuntos que la sociedad toma como propios y acogen con afecto para de manera conjunta formar una grupo con una serie de rasgos en común.

Francisco Gabilondo Soler creó la canción infantil mexicana por excelencia, sin sospechar que sus producciones llegarían a ser parte importante para la cultura e identidad de nuestro país.

Si, “el grillito cantor” nos legó un archivo musical excepcional, entre letras y melodías encontramos su riqueza artística. De todos aquellos a los que nos acompañó durante nuestra infancia depende el seguimiento de su legado. De esta manera podremos transmitir el gusto, aprecio, y riqueza cultural de su música a muchas otras generaciones en nuestro país.

Mariana Lima
Originaria de la Ciudad de Puebla, en 2014 egresa con honores de la Escuela de Artes BUAP como Licenciada en Música, actualmente continúa su formación profesional con el Mtro. Manuel Hernández Aguilar en la Facultad de Música UNAM. Cuenta con destacadas participaciones en: Primer concurso latinoamericano de Clarinete (Lima, Perú) Festival de Orquestas “Eurochestries”(Pons, Francia), “ISA International Chamber Music” (Viena), así como diversas ediciones del encuentro universitario de clarinete UNAM. Ha tomado clases con maestros internacionales como Pascual Martinez, Sean Osborn, Julien Hervé, Antonio Saiote, entre otros. Miembro de distintas agrupaciones de México, actualmente forma parte de la Orquesta Filarmónica de las Artes.